Oferta bienvenida: 10 min = 7 €

FENG SHUI

Enviar por mail Enviar este artículo por email

FENG SHUI
¿Te haz preguntado por qué a algunas personas la suerte parece sonreírles y a otras, no?
Aunque parezca contradictorio, la suerte y el destino no dependen únicamente del azar, sino también de la forma en que manejamos nuestras energías particulares, al igual que la energía que emana, se refleja o es absorbida por la materia que nos rodea.

FENG SHUI significa “el viento y el agua”: y hace miles de años, en la antigua China, su aplicación era considerada una ciencia.
Utilizando formas, colores, objetos, texturas y los elementos naturales, los sabios encontraron la forma de equilibrar el tiempo y el espacio a través de criterios topográficos y magnéticos.

El FENG SHUI tiene como base una serie de normas y reglas sencillas, pero muy estrictas, que son aplicables a cualquier habitat: el principio básico es que si el lugar en el que vives posee un buen FENG SHUI, el dinero, la salud y el amor llegarán a tu vida trayendo suerte y felicidad.

Para lograr un buen FENG SHUI, es indispensable que Agua, Fuego, Madera, Tierra y Metal, los cinco elementos representativos de la naturaleza, estén presentes en la decoración de tu hogar o área de trabajo.

Las plantas secas o en mal estado han perdido su vitalidad, por lo que será necesario tirarlas.

Los vestíbulos o pasillos que carezcan de luz natural han de estar iluminados con luz artificial.

Se deben de evitar las puntas o esquinas, ya que apuntan de forma acusadora o agresiva al nivel inconsciente.

Aunque muchos piensan que el FENG SHUI al igual que otras doctrinas ancestrales son tan solo curiosidades del folclor, no cabe duda que Einstein tenía razón al decir que “El conocimiento científico del ser humano es comparable a un grano de arena que mira con asombro el inmenso océano de la creación universal…”

Edgar Ballesteros

Copyright © 2017 ESTFSARL.com - todos los derechos reservados

Aviso legal y política de privacidad