Inicio Horóscopo de Hoy Horóscopo Semanal Horóscopo Chino Horóscopo 2013 Tarot Amor Tarot Trabajo Hechizos Astrología Tarot Gratis Más Agregar a favoritos

rss feeds RSS / /








mencion legal tarot


mencion legal tarot

Eros, el astro que rige el amor erótico


Por Predecimos.com
Las preguntas más frecuentes que les hacen a los astrólogos tienen que ver con EL AMOR.

Entonces, ¿cómo respondemos? ¿Adónde, en el horóscopo, tenemos que mirar primero?

Podemos mirar primero Venus para descubrir lo que valemos y lo que atraemos.
Luego se puede mirar a la Luna para investigar cuanto damos y recibimos cuidado.
Miramos en el Ascendente y en Marte, observando poderes de iniciativa y la expresión de la energía vital.
Buscamos en las 5ta y 7ma casas, sus reglas y cualquier tránsito o progresión asomando en el horizonte.
Miramos la carta natal en su totalidad.

¿Pero cuantos de nosotros miramos el indicador más específico del Sistema Solar? ¿Cuántos de nosotros miramos a Eros?

El Asteroide 433, Eros, puede darnos la información sobre una clase muy específica de amor.
Cuando es provocado por el tránsito o el aspecto, Eros evoca las pasiones que ignoran el confort lunar, la sensualidad de Venus o los deseos de Marte.

Eros no trata acerca de las relaciones que nos hacen sentir seguros. Tampoco acerca de conseguir o ganar un amor. O de convivencia y armonía.
Eros describe algo distinto. Eros describe la naturaleza del amor erótico.

Eros es uno de los asteroides cercanos a la Tierra. Se mueve en órbita entre Venus y Marte, y le lleva 1.76 años terminar un ciclo.
Dado el vínculo entre descubrir un planeta y el despertar de los valores sociales que corresponden que representa ese cuerpo, éste el momento para la comunidad astrológica de descubrir el significado de Eros.

¿Qué tiene que ver el Dios del Amor en todo esto? El nombre en sí mismo viene de la Antigua Grecia y se utilizaba para denominar al amor erótico, aunque su significado no es necesariamente sexual.

Eros, para los griegos, significó una combinación de las almas de una manera tal que creara una transformación duradera. Puede suceder en cualquier situación de gran intimidad, de riesgo emocional, pasión, tabú o expresión creativa.

Con Eros existen grandes riesgos, peligros y a menudo compulsiones, incluso si el amado es un individuo, un proyecto creativo o un icono divino. Cuando Eros se encuentra en dos cartas, sin importar si está afectado por otros planetas, algo comienza a surgir debajo de la superficie. Dada una ocasión de funcionar, una energía potente siempre está presente.

Venus y Eros pueden ser inicialmente indistinguibles en el horóscopo. Ambos son resultados del Amor y representan la implicación con otra persona o búsqueda creativa. Ambos se ligan de cerca si de mitología hablamos también.

Pero, no son iguales. Entendiendo las diferencias entre ambos, míticamente y psíquicamente, la distinción en el horóscopo llega a ser clara.

Venus, como Diosa del Amor, nos tienta para relacionarnos según su placer, descripto por el signo, casa y como está colocado el aspecto. Venus dice “ven aquí” para conectar, elegir, complacer, tener sexo o interacciones sociales y experiencias amorosas.
Donde Venus mande en la carta, encontramos nuestra orientación hacia y nuestros deseos en las relaciones sociales, valores y aprecios de la belleza.

Eros en cambio es el Dios del Amor. Originalmente, él precedió a Venus/Afrodita, creando el manifiesto del mundo mucho antes de que ella emerja del mar.
Más adelante, él es el hijo de Venus, poniéndose a su servicio para hacer que otros se enamoren.
A veces Eros funciona por cuenta propia, induciendo a sus víctimas a que caigan en la locura de la pasión divina, no por elección o deseo, sino de hecho. Venus puede confiar en su ayuda, requiriendo asistencia o exigiendo acción, pero es Eros quién enciende la flecha del amor. Una vez atravesados por esa flecha, ni los dioses podrían negar el Amor.

Donde Eros mande en la carta astrológica- por signos, casas o aspectos- marca nuestras creencias, orientaciones y experiencias del amor erótico. Esto incluye pasiones creativas, transformaciones e incluso uniones tabúes y el poder de la fe de poder manifestarse con intimidad intensa con el otro. Puede involucrar una experiencia directa con lo divino.

Sexo e intimidad pertenecen a ambos cuerpos. Venus tiene sexo para el placer sensual (Tauro) o para sellar un acuerdo (Libra).
Eros tiene sexo para la intimidad y el poder que éste trae, y para el potencial para transformarse tocando el alma divina del otro, a cualquier costo. Del mismo modo trae consigo verdad para el proceso creativo.

Venus valora y aprecia la expresión artística por su belleza, refinamiento y la articulación cultural y sensual que proporciona. Eros crea porque es conducido por el corazón a fusionarse, incluso brevemente, con lo inefable.

Eros es sobrevalorado en nuestra sociedad porque las relaciones acertadas se miden en términos de duración, y orientaciones hacia la estabilidad emocional. Eros nos ofrece una nueva apreciación de la intimidad y de la unión, que está basada en riesgo

Las preguntas más frecuentes que les hacen a los astrólogos tienen que ver con EL AMOR.

Entonces, ¿cómo respondemos? ¿Adónde, en el horóscopo, tenemos que mirar primero?

Podemos mirar primero Venus para descubrir lo que valemos y lo que atraemos.
Luego se puede mirar a la Luna para investigar cuanto damos y recibimos cuidado.
Miramos en el Ascendente y en Marte, observando poderes de iniciativa y la expresión de la energía vital.
Buscamos en las 5ta y 7ma casas, sus reglas y cualquier tránsito o progresión asomando en el horizonte.
Miramos la carta natal en su totalidad.

¿Pero cuantos de nosotros miramos el indicador más específico del Sistema Solar? ¿Cuántos de nosotros miramos a Eros?

El Asteroide 433, Eros, puede darnos la información sobre una clase muy específica de amor.
Cuando es provocado por el tránsito o el aspecto, Eros evoca las pasiones que ignoran el confort lunar, la sensualidad de Venus o los deseos de Marte.

Eros no trata acerca de las relaciones que nos hacen sentir seguros. Tampoco acerca de conseguir o ganar un amor. O de convivencia y armonía.
Eros describe algo distinto. Eros describe la naturaleza del amor erótico.


Eros es uno de los asteroides cercanos a la Tierra. Se mueve en órbita entre Venus y Marte, y le lleva 1.76 años terminar un ciclo.
Dado el vínculo entre descubrir un planeta y el despertar de los valores sociales que corresponden que representa ese cuerpo, éste el momento para la comunidad astrológica de descubrir el significado de Eros.

¿Qué tiene que ver el Dios del Amor en todo esto? El nombre en sí mismo viene de la Antigua Grecia y se utilizaba para denominar al amor erótico, aunque su significado no es necesariamente sexual.

Eros, para los griegos, significó una combinación de las almas de una manera tal que creara una transformación duradera. Puede suceder en cualquier situación de gran intimidad, de riesgo emocional, pasión, tabú o expresión creativa.

Con Eros existen grandes riesgos, peligros y a menudo compulsiones, incluso si el amado es un individuo, un proyecto creativo o un icono divino. Cuando Eros se encuentra en dos cartas, sin importar si está afectado por otros planetas, algo comienza a surgir debajo de la superficie. Dada una ocasión de funcionar, una energía potente siempre está presente.

Venus y Eros pueden ser inicialmente indistinguibles en el horóscopo. Ambos son resultados del Amor y representan la implicación con otra persona o búsqueda creativa. Ambos se ligan de cerca si de mitología hablamos también.

Pero, no son iguales. Entendiendo las diferencias entre ambos, míticamente y psíquicamente, la distinción en el horóscopo llega a ser clara.

Venus, como Diosa del Amor, nos tienta para relacionarnos según su placer, descripto por el signo, casa y como está colocado el aspecto. Venus dice “ven aquí” para conectar, elegir, complacer, tener sexo o interacciones sociales y experiencias amorosas.
Donde Venus mande en la carta, encontramos nuestra orientación hacia y nuestros deseos en las relaciones sociales, valores y aprecios de la belleza.

Eros en cambio es el Dios del Amor. Originalmente, él precedió a Venus/Afrodita, creando el manifiesto del mundo mucho antes de que ella emerja del mar.
Más adelante, él es el hijo de Venus, poniéndose a su servicio para hacer que otros se enamoren.
A veces Eros funciona por cuenta propia, induciendo a sus víctimas a que caigan en la locura de la pasión divina, no por elección o deseo, sino de hecho. Venus puede confiar en su ayuda, requiriendo asistencia o exigiendo acción, pero es Eros quién enciende la flecha del amor. Una vez atravesados por esa flecha, ni los dioses podrían negar el Amor.

Donde Eros mande en la carta astrológica- por signos, casas o aspectos- marca nuestras creencias, orientaciones y experiencias del amor erótico. Esto incluye pasiones creativas, transformaciones e incluso uniones tabúes y el poder de la fe de poder manifestarse con intimidad intensa con el otro. Puede involucrar una experiencia directa con lo divino.

Sexo e intimidad pertenecen a ambos cuerpos. Venus tiene sexo para el placer sensual (Tauro) o para sellar un acuerdo (Libra).
Eros tiene sexo para la intimidad y el poder que éste trae, y para el potencial para transformarse tocando el alma divina del otro, a cualquier costo. Del mismo modo trae consigo verdad para el proceso creativo.

Venus valora y aprecia la expresión artística por su belleza, refinamiento y la articulación cultural y sensual que proporciona. Eros crea porque es conducido por el corazón a fusionarse, incluso brevemente, con lo inefable.

Eros es sobrevalorado en nuestra sociedad porque las relaciones acertadas se miden en términos de duración, y orientaciones hacia la estabilidad emocional. Eros nos ofrece una nueva apreciación de la intimidad y de la unión, que está basada en riesgo y profundidad.

No hace mucho tiempo atrás que los astrólogos sólo tenían siete cuerpos para asignar las maquinarias de la raza humana. Los atributos de Quirón, Urano, Neptuno y Plutón eran indistintos de Saturno, de Júpiter o de Marte. Como las naturalezas de los planetas externos entraron en erupción conscientemente, entonces hicieron la significación y la distinción separadamente del horóscopo.

Eros puede sonar ocasionalmente como un poquito de Venus, un poquito de Marte, un poquito como Neptuno, y un poquito como Plutón.
Pero con conocimiento y estudio, las características de este cuerpo (Eros) llegarán a distinguirse mejor.
Enviar por mail Enviar este artículo por email

Protected by Copyscape Web Copyright Checker
Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados

mencion legal tarot