Inicio Horóscopo de Hoy Horóscopo Semanal Horóscopo Chino Horóscopo 2013 Tarot Amor Tarot Trabajo Hechizos Astrología Tarot Gratis Más Agregar a favoritos

rss feeds RSS / /








mencion legal tarot


mencion legal tarot

Leo - Compatibilidad Amorosa


Por Predecimos.com

El hombre Leo con:

Aries: Relación muy inestable pero puede resultar en aspiraciones interesantes y provocar el desarrollo personal de cada uno. Ambos deben evitar ofender el orgullo del otro porque cualquier situación incómoda para alguno se transformará en verdaderos combates por el dominio. Ambos signos son enérgicos y sus personalidades son semejantes por eso los lazos que los unen son sólidos, además existe una gran atracción física que fortalece aún más estos lazos. Ambos son unos luchadores natos, pueden superar cualquier circunstancia por dura o triste que sea. La impulsividad de Aries es calmada por el atento, tranquilo y prudente Leo. El gran desafío de esta relación es mantener la serenidad y enfocar sus energías en conquistar sus objetivos y disfrutar de las variadas cosas que les brinda la vida

Tauro: Dos espíritus con mucho en común. La potencia del temperamento, la madurez y la entereza de Tauro, se complementan perfectamente con el carácter, energía y la confianza de Leo. Tauro posee cualidades como la obstinación, serenidad, paciencia, inteligencia práctica. Difícilmente pierde el control de si mismo, pero cuando se altera, puede volverse violento. Por esta razón es necesario buscarse un socio idóneo. Leo es servicial, atento y romántico con su pareja, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Leo necesita un compañero sensible y cariñoso. Precisa sentirse siempre como un auténtico vencedor en todo lo que emprende y de ningún modo se deprime por algo que no ha conseguido, siempre busca ser optimista. Pero el extravagante León puede colisionar con el siempre prudente, reservado y sobrio Tauro, y si Leo no controla su individualismo, Tauro se sentirá lastimado. El secreto para esta pareja será amor, serenidad y tolerancia mutua.

Géminis: Son almas compatibles que pueden establecer una relación próspera. La imaginación y la energía de Leo se contrapondrán a la reflexión y el realismo de Géminis. Aunque ambos estiman el lujo y la belleza, Leo se nutre de adulación que le brinda Géminis constantemente. Leo es curioso, orgulloso y necesita sentirse siempre como un auténtico vencedor en todo lo que emprende, jamás se desalienta por algo que no ha conseguido, siempre busca ser optimista. Géminis desea un universo de esparcimiento, regocijo y aventura. Necesita libertad, tiempo y espacio propio, le fastidia ser invadido o presionado con responsabilidades o compromisos. Géminis debe controlar su temperamento para no herir el orgullo de leo y evitar su cólera. En tanto Leo debe controlar su perfil posesivo para no perturbar la independencia de Géminis.

Cáncer: Existe una atracción enigmática entre estas dos personalidades. Leo domina la relación con su fuerte temperamento y deslumbra a su pareja con su ardiente pasión, agasajos y caros obsequios. Cáncer está enérgicamente unido a su familia, su hogar; esto representará para Leo una pérdida de la autoridad que ambiciona tener sobre su pareja. Cáncer es protector por naturaleza, cariñoso, complaciente, recto, noble y honrado. Apasionado y dulce. También es un crítico del derroche de Leo, ya que Cáncer es un nato defensor de los intereses de su familia. Idealiza el amor de su pareja por esta razón tolerará la generosidad y vanidad de Leo siempre que no sea excesiva.

Leo: Esta relación no será muy compatible ya que son dos temperamentos semejantes: fuertes, rígidos e implacables, las dificultades son ineludibles, pues cada uno desea poseer autoridad, dominio y, principalmente, transformarse en eje de su vida. Esta pareja se caracteriza por su elegancia, desenvoltura, derroche, juicio y jerarquía social. Cada integrante de esta majestuosa pareja desea gobernar la relación esto provocará enfrentamientos en numerosas ocasiones. Será difícil sobrellevar esta relación pues ambos tendrán que disminuir su orgullo, ser más tolerantes y escuchar las propuestas del otro, y así tomar decisiones compartidas. ¡Difícil pero no imposible!

Virgo: Estas almas se atraen y consiguen comprenderse. No obstante el ímpetu de estos temperamentos podría molestarlos, fastidiarlos y llevarlos hacia una monotonía provocando alejamiento. Poseen cualidades encontradas esto ayuda a complementarse. Virgo es justo, organizado, atento, comunicativo, romántico y soñador. Es compasivo y estricto, sabe trasmitir la serenidad que Leo necesita. Posee mucha paciencia, es metódico e intelectual. En tanto, Leo es impulsivo, seductor, necesita un compañero sensible y cariñoso; precisa sentirse siempre como un genuino triunfador en todo lo que promueve y de ningún modo se desalienta por algo que no ha logrado, siempre busca ser optimista. Dará a Virgo un amor intenso y pasional.

Libra: Excelentes compañeros, amigos y amantes. Siempre dispuestos al diálogo, justos, románticos, conservadores y seductores. Ambos se ajustan a aquellas cosas que no poseen en común. Particularmente Libra es muy sociable, comunicativo, tolerante, abierto, diplomático y educado. Es romántico y soñador. Usa una máscara agradable y condescendiente para evitar la discordia; es inteligente y mediador. En tanto, Leo se nutre de halagos, es curioso, orgulloso y necesita sentirse siempre como un legítimo triunfador en todo lo que hace, tampoco se amedrenta por algo que no ha conseguido, siempre busca ser optimista. Es impulsivo, seductor, necesita un compañero sensible y cariñoso. Ambos poseen una gran fuerza interior que les ayuda a crecer juntos en armonía y luchar por las metas que se han propuesto.

Escorpio: Esta relación es todo un desafío. Es una verdadera mezcla explosiva, están en constante disputa y pasan de la guerra a la pasión en corto tiempo. Ambos son ofensivos y se confrontan con facilidad, tienden a dominar al otro, a tenerlo bajo su control. Particularmente Escorpio es susceptible, puede hacer cualquier cosa para conquistar a la persona que quiere. En su vida sexual es ardiente, pasional y tierno, se tiene una gran confianza. Es intuitivo, magnético, sensual y estratega. Concentra todas sus energías en lograr lo que se propone, aunque son muy temidos porque descubren el punto débil de los demás y saben como y cuando usarlo. Por otro lado, Leo es orgulloso, impulsivo y seductor. Pero no todo es gris para esta combinación ya que la lealtad, la autenticidad y franqueza, fidelidad y entrega desinteresada son alguna de las virtudes que se deberán tener en cuenta para evaluar y corregir algunos arrebatos aprendiendo a dejar a un lado el individualismo y la egolatría.

Sagitario: Los nativos de estos signos sienten una gran atracción, poseen análogos proyectos y juntos buscaran perfeccionar sus estrategias para lograr sus metas. Algunas de sus cualidades los hace resplandecer: son optimistas, generosos, sentimentales, apasionados y comprensivos. Divertidos, les gusta disfrutar de cada momento de sus la vidas. Individualmente, Sagitario ama fugarse de la realidad, recorrer nuevos caminos y reemplazar lo antiguo por lo moderno, lo malo por lo bueno, su confianza en la vida y en los demás le concede alegría y entusiasmo; en tanto Leo es servicial, atento y romántico con su pareja, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Necesita un compañero sensible, cariñoso y sentirse siempre un conquistador en todos los aspectos de su vida. Juntos se fortalecen y luchan constantemente para alcanzar sus objetivos.

Capricornio: Nada es imposible, ciertamente es una pareja que difícilmente tenga cosas en común pero si dejan su particular orgullo de lado, podrán encontrar el equilibrio justo para una próspera relación. Capricornio es conservador, cauteloso, tierno y afectuoso; un poco dominante y poco complaciente. Es casi incapaz de adaptarse al orgulloso Leo. Este último se nutre de adulación, es curioso, presuntuoso y necesita sentirse siempre como un genuino campeón en todo lo que hace, de ningún modo se desalienta por algo que no ha logrado, permanentemente busca ser optimista Es independiente, autosuficiente y engreído. Estas tres últimas cualidades tan particulares irritan a Capricornio. A pesar de todos los factores negativos que aparentemente harían imposible la relación, con amor, tolerancia, respeto y reconociendo los defectos y virtudes de cada uno, pueden alcanzar la felicidad.

Acuario: Ellos poseen características distintas que resultan interesantes para ambos. Acuario tiene una conducta inquebrantable y se destaca por su originalidad. Es sereno, cordial e inmensamente amigo de sus amigos y conocidos. Valora el afecto y la lealtad de su pareja. Es fiel al compañero con el que comparte su vida y en el busca un amante y un amigo a la vez. Le cuesta mostrar sus sentimientos y comprometerse apasionadamente. En tanto, Leo es servicial, atento y romántico, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Es susceptible, apasionado y necesita ser adulado y reconocido por su pareja. Con amor, paciencia y valorando las cualidades propias, podrán disfrutar juntos de una vida agradable.

Piscis: Existe una curiosa atracción debido a las particulares cualidades de los integrantes de esta pareja. Ambos sienten una gran atracción por el otro, luchan por impresionarse. Piscis posee una gran sensibilidad, es reservado y muy emotivo, su estado de ánimo es muy variable y con facilidad se emociona cuando se siente amado y comprendido. Es romántico y sentimental, fantasioso y místico, comprensivo y abnegado, su entrega es incondicional, para él no existen las fronteras emocionales, busca todos los modos de hacer feliz a su pareja, a cambio de afecto y seguridad. Leo es susceptible, apasionado y necesita ser adulado y reconocido por su pareja. Protector y defensor por naturaleza esta es una de las causas por la que es atraído por la debilidad y aparente inseguridad de Piscis. Juntos disfrutarán del amor y la tranquilidad deseada.

La mujer Leo con:

Aries: Aries toma medidas que son aprobadas por Leo, estableciendo así una unión fraterna. Pero deben tener prudencia mutua para no agraviar la vanidad del otro ya que cualquier acontecimiento intrascendente puede ocasionar verdaderos combates por el poder. Son una pareja resplandeciente gracias a la pasión y la energía que manifiestan ambos signos. Triunfa la creatividad y la improvisación pues ellos sienten que el amor es una cuestión de ternura, pasión y sumisión. El equilibrio perfecto lo logran gracias al rendimiento de Aries ante el espíritu aventurero, orgulloso, ambicioso, exigente y omnipotente de Leo, quien tiene bien delimitados sus objetivos y gobierna su hogar con seguridad y serenidad.

Tauro: Inteligentes, sensuales, afectivos y atrayentes. La relación acrecienta las aptitudes de cada uno. Esencialmente Leo es Cálido, generoso, expresivo. Gobierna a su familia sabiamente transmitiendo seguridad y dignidad. Pero es, extravagante, singular, osado, atrevido y audaz. Contrariamente Tauro es prudente, cauteloso y conservador. Pero también casero y luchador por el bienestar de su familia, necesita tranquilidad y comodidad. Acepta con paciencia los sucesos, formulando un método sensato para poder llegar a su ideal. Leo se compromete a reconocer su egocentrismo para no lastimar a Tauro. Leo cautiva a Tauro con su luz, alegría y nobleza. La pareja sobrevivirá a la vida diaria si cada uno se esfuerza por ajustarse al otro.

Géminis: A esta pareja le deslumbra lo exótico, lo original y lo elegante. Ambos se complementan y se completan. Leo es servicial, atento y romántico con su pareja, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Géminis es inestable e indeciso, activo, innovador, ingenioso, comunicativo, soñador, crítico. Huye de la rutina; necesita que su pareja cambie cada día. Le gusta rodearse de personas, es sociable, se acomoda sencillamente a su pareja pero Géminis debe recordar el orgullo de Leo para evadir su ira. Cáncer posee carácter posesivo que se enfrenta a la libertad de la Géminis. Estas personalidades tan versátiles, provocará enfrentamientos en más de una ocasión. Pero la relación entre Géminis y Leo llega a buen término y se destacará por la admiración que se sienten mutuamente, en un principio habrá una verdadera amistad y una buena comunicación logrando una auténtica relación amorosa.

Cáncer: Una mezcla explosiva definida por el temperamento del León. Su relación estará llena de altibajos. Leo seduce y honra a Cáncer con obsequios caros. Cáncer es muy respetuoso, cuidadoso, demasiado examinador del derroche del León, así Leo puede sentirse controlado o fiscalizado por Cáncer. El necesita un compañero sensible y cariñoso, necesita sentirse siempre como un auténtico vencedor en todo lo que emprende y de ningún modo se deprime por algo que no ha conseguido, siempre busca ser optimista. Cáncer oculta su genio bajo una careta de sencilla serenidad, se destaca por no ser demasiado constante y sobre todo si encuentra a un compañero que no le comprende y no le satisface sexual y afectuosamente lo buscará en otro lugar.

Leo: Esta relación no será muy compatible ya que son dos temperamentos semejantes: fuertes, rígidos e implacables, las dificultades son ineludibles, pues cada uno desea poseer autoridad, dominio y, principalmente, transformarse en eje de su vida. Esta pareja se caracteriza por su elegancia, desenvoltura, derroche, juicio y jerarquía social. Cada integrante de esta majestuosa pareja desea gobernar la relación esto provocará enfrentamientos en numerosas ocasiones. Será difícil sobrellevar esta relación pues ambos tendrán que disminuir su orgullo, ser más tolerantes y escuchar las propuestas del otro, y así tomar decisiones compartidas. ¡Difícil pero no imposible!

Virgo: A esta pareja la ha unido el misterio y la curiosidad. Es idealismo de Leo activa la imaginación y creatividad de Virgo, por ello se siente motivado a experimentar y desarrollarse plenamente para satisfacer a Leo. Particularmente Virgo es sereno, intelectual, justo, analítico y reflexivo. Es todo un viaje hacia la madurez, trabajador, ahorrativo, servicial y muy ordenado. Al mismo tiempo, Leo es orgulloso, impulsivo y seductor. Es susceptible, apasionado y se nutre de adulación, es curioso, presuntuoso y necesita sentirse siempre como un genuino protagonista en todo lo que hace, de ningún modo se acobarda por algo que no ha conseguido, constantemente busca ser optimista, necesita ser reconocido por su pareja. Estas cualidades tan particulares de cada uno provocan una lucha constante por comprenderse mutuamente. Hallaran el camino hacia la felicidad siempre que Virgo comprenda la importancia del halago y el reconocimiento y Leo reflexionar sobre su orgullo y contener su suntuosidad.

Libra : La gran atracción que existe entre los seres de estos signos hará que desarrollen una relación estupenda. Una unión poderosa colmada de pasión, compañerismo y mucho amor. Si bien el orgullo, la vanidad y el engreimiento de Leo puede irritar a Libra, éste posee un carácter hecho a la medida de Leo: es sociable, comunicativo, tolerante, abierto, diplomático y educado. Sumamente apasionado y soñador. Usa una máscara agradable y condescendiente para evitar la discordia, es todo un mediador. Se adapta fácilmente a todo tipo de personalidades aunque su sentido de justicia, prudencia y sensatez limitan su tolerancia. A esta pareja les espera una feliz vida, juntos han de tener en cuenta que para que todo sea armónico, deben controlar el egocentrismo y aprender a recibir las críticas, que éstas sirvan para el sano desarrollo de la pareja.

Escorpio : Esta relación es todo un desafío. Ambos poseen temperamentos muy fuertes, el egoísmo e individualismo pueden separarlos. Cada uno de estos seres está dotado de una capacidad infinita para lastimar y reanimar al otro, así esta relación puede fluctuar monótonamente entre la tempestad y el goce. Es probable que ambas personalidades estén destinadas a colisionar, si no ejercitan la tolerancia y reflexión. Ambos luchan por el gobierno de la relación, el diálogo les ayudará a tomar decisiones y compartir responsabilidades. Individualmente Leo es orgulloso, impulsivo y seductor. Es susceptible, apasionado y se nutre de adulación, es curioso, presuntuoso y necesita sentirse siempre como un genuino protagonista en todo lo que hace, necesita ser reconocido por su pareja. Escorpio es ardiente, pasional y tierno. Es intuitivo, magnético, sensual y estratega. Aunque su inseguridad emocional lo perturba ya que es profundamente celoso. Se juega todo por las personas que quiere. Concentra todas sus energías en lograr lo que se propone, confía más en el instinto que en la razón. Será una difícil relación pero no imposible.

Sagitario : Su compatibilidad es grande, pues tienden a aislar las diferencias que pueden surgir para dejar paso a la amabilidad y sinceridad. Son dos personas que se caracterizan por un espíritu emprendedor, buscan resolver sus problemas de la forma más inteligentemente viable. El inconveniente surge cuando el orgulloso Leo pretende gobernar la relación, esto molesta al independiente Sagitario. También las críticas de Sagitario hieren a Leo; por ello deben ejercitar el diálogo, la tolerancia y el compartir las decisiones. Persiguen los mismos objetivos, la tranquilidad financiera y alcanzar la armonía en la relación. Son optimistas, generosos y románticos, se dejan llevar fácilmente por los encantos terrenales. Sagitario ama fugarse de la realidad, recorrer nuevos caminos y reemplazar lo antiguo por lo moderno, lo malo por lo bueno, su confianza en la vida y en los demás le concede alegría y entusiasmo; en tanto Leo es servicial, atento y romántico con su pareja, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. Juntos realizarán sus deseos.

Capricornio: Parecería poco probable que los nativos de estos signos formen pareja, pero el amor todo lo conquista. La relación entre ellos es complicada pues los temperamentos de ambos se enfrentan en muchas ocasiones. Así mismo existe un magnetismo que los atrae que debilita el orgullo, autosuficiencia e individualismo que los caracteriza. Leo es orgulloso, impulsivo y seductor. Es susceptible, apasionado y se nutre de adulación, es imprudente, presuntuoso y necesita sentirse siempre como un legítimo protagonista en todo lo que hace, necesita ser reconocido por su pareja. Contrariamente Capricornio es reflexivo, realista, curioso, explorador, sensato, conservador, comprensivo, ambicioso, intrépido y justo. Le cuesta adaptarse al idealismo y egocentrismo de Leo, así como también a su engreimiento y vanidad. Pero todo tiene solución, ya que el diálogo los beneficiará y ejercitando la tolerancia y la reflexión hallaran el camino hacia la armonía.

Acuario : Esta unión es todo un desafío pues ambos temperamentos colisionan permanentemente. Existe entre ellos admiración y respeto a la inteligencia y habilidades que poseen, por eso a la hora de trabajar para conseguir realizar sus planificaciones son excelentes compañeros. Pero esencialmente Leo se nutre de adulación, es curioso, presuntuoso y necesita sentirse siempre como un legítimo vencedor, de ningún modo se acobarda por algo que no ha conseguido. Es independiente, autosuficiente y engreído. Estas tres últimas condiciones tan exclusivas indignan a Acuario. Leo atento y romántico con su pareja, su curiosidad nunca se satisface, está lleno de sorpresas. En tanto Acuario asume una conducta inquebrantable y se destaca por su singularidad. Es sereno, accesible, objetivo, intelectual. Es fiel al compañero con el que comparte su vida y en el busca amistad antes que un amante. El concepto de amor que ellos poseen es totalmente contradictorio, Acuario es frío y conservador mientras Leo es fogoso, romántico, muy sentimental. Será todo un reto para ellos mantenerse juntos.

Piscis: Existe una curiosa atracción debido a las particulares cualidades de los integrantes de esta pareja. Ambos sienten una gran atracción por el otro, luchan por impresionarse. Piscis posee una gran sensibilidad, es reservado y muy emotivo, su estado de ánimo es muy variable y con facilidad se emociona cuando se siente amado y comprendido. Es romántico y sentimental, fantasioso y místico, comprensivo y abnegado, su entrega es incondicional, para él no existen las fronteras emocionales, busca todos los modos de hacer feliz a su pareja, a cambio de afecto y seguridad.Leo es susceptible, apasionado y necesita ser adulado y reconocido por su pareja. Protector y defensor por naturaleza esta es una de las causas por la que es atraído por la debilidad y aparente inseguridad de Piscis. Juntos disfrutarán del amor y la tranquilidad deseada.


Enviar por mail Enviar este artículo por email

Protected by Copyscape Web Copyright Checker
Valora este artículo 5   4   3   2   1

Comparte  Enviar a facebook Facebook   Enviar a menéame Menéame   Digg   Añadir a del.icio.us Delicious   Enviar a Technorati Technorati   Enviar a Twitter Twitter
Artículos Destacados

mencion legal tarot